¡Construyendo sueños!     Obra social en Ubaque/Cundinamarca

17.09.2017

El sábado 16 de septiembre, PRADA INMOBILIARIA tuvo la oportunidad de participar en una maravillosa obra social con varios miembros de la Parroquia San Norberto y una institución colombiana que hace 10 años viene realizando una maravillosa obra social: La Fundación Catalina Muñoz. Es una organización sin ánimo de lucro, que une fuerzas y recursos para cambiar la realidad de familias en condición de pobreza extrema, esencialmente en materia de soluciones habitacionales; su objetivo es Liderar procesos de formación, a través, de programas con enfoque social que generen cambios en la calidad de vida de las comunidades vulnerables de Colombia, con un equipo de voluntarios comprometidos con el servicio. 

En esta oportunidad la afortunada fue una familia del municipio de Ubaque, al sur del departamento de Cundinamarca; Ana Georgina es una mujer de 70 años de edad, la cual vive en compañía de su hijo Jhon Alexander y su nieto Juan Carlos. La familia vive actualmente en una casa construida por ellos en adobe, tejas de barro y una parte en mampostería, la casa se encuentra en riesgo estructural por grietas en la fachada, por lo que mantienen con miedo constante a que la casa se caiga. Georgina se dedica al cuidado del hogar mientras en su terreno se dedica a cultivar árboles frutales. Jhon Alexander dedica su tiempo al trabajo, al cuidado de su hijo y espera poder terminar los estudios de bachillerato y conseguir un mejor trabajo para mejorar la calidad de vida de su familia. Jhon trabaja en un taller de ornamentación, con los ingresos que recibe Jhon colabora con el pago de servicios de la casa, alimentación y sustento de su hijo. Ana Georgina dentro de su predio cría gallinas, las cuales vende para tener una entrada adicional, además de estos ingresos la familia recibe un subsidio de la tercera edad por parte del gobierno. En este momento lo que más desea la familia es poder construir su casa, la cual le pueda brindar un espacio propio a su hijo y a su nieto, verlo crecer rodeado de amor, tranquilidad y mejorar su calidad de vida.

Así que nos pusimos en camino junto con los voluntarios de la Parroquia San Norberto y la Fundación e iniciamos la obra: Fuimos gratamente acogidos por la familia, el sacerdote y una profesora que tuvieron bastante qué ver en el milagro que se estaba realizando. Los vecinos se acercaban y curiosos observaban a este entusiasta grupo de personas construyendo el que sería nuevo hogar de la familia desde hace tantos años conocida.

La experiencia fue totalmente gratificante, el trabajo fue maravillosamente coordinado y cada persona dio lo mejor con la mejor actitud: hombres, mujeres, niños, jóvenes, todos entregando amor sin medida en cada movimiento. No faltaron los imprevistos, pero fueron superados exitosamente con la colaboración del grupo. Hizo un clima espectacular, el sol no se asomó mucho, por lo que las energías y reservas hídricas no se agotaron , y las nubes se abstuvieron de enviarnos un chaparrón que hubiera detenido del todo la obra.

A media luz logramos terminar y entregar la nueva casa a doña Georgina y familia, entre palabras de agradecimiento muy emotivas, compartimos un momento de celebración y júbilo al ver la tarea bien cumplida, superando todas las expectativas.

De parte de PRADA INMOBILIARIA, mil gracias a todos los que participaron en la construcción de este sueño tan anhelado por estas personas tan especiales. Por un país más justo y feliz, aportamos nuestro granito de arena, y lo seguiremos haciendo, en la acción y el amor.